ACTITUD

Formamos parte de la naturaleza, aunque ella siga su curso y nosotros nos hayamos parado. Una de las cosas que podemos hacer es simplemente preguntarnos qué sentimos ante lo que nos está pasando, e indagar sobre nuestros sentimientos y afrontarlos. Confiemos en que de esta manera encontraremos una respuesta y una solución.

Todos estos días recluidos no serán en vano, a cada uno le afectará de distinta forma. Nuestra actitud es la única herramienta.

Los niños viven esta situación sin incertidumbre. Volverán con el mismo entusiasmo de antaño.